¡A segunda vuelta!

abril 9, 2008

Por vez primera en lo que llevamos de democracia un candidato a ostentar la Presidencia del Gobierno debe esperar a una segunda vuelta para conseguir dicho fin. El Sr. Rodríguez tendrá que esperar al viernes para ser el Presidente de la décima legislatura de nuestra joven democracia. No dudamos que lo conseguirá sin grandes problemas, pero no deja de ser significativo que no haya llegado a ningún tipo de acuerdo parlamentario con alguna de las fuerzas minoritarias de la Cámara Baja. Ya no le apoyan ni los que fueron sus socios de Gobierno en la pasada legislatura, que por otra parte es motivo de alegría, pues con semejantes compañeros de viaje no me extraña que hayamos llegado a la situación de desvertebración que sufre España en la actualidad.

¿Y qué decir del discurso de investidura pronunciado ayer? Dos detalles para aquel que se lo perdiese: lo que parece ser una mano tendida desde el PSOE al PP para llegar a grandes acuerdos nacionales en esta próxima legislatura, y una intervención de apenas dos minutos en referencia al terrorismo de ETA. De lo primero subrayar que suena a más de lo mismo de lo ya vivido, es decir, o se hacen las cosas como el PSOE dice o la mano se retira con la misma rapidez con la que fue tendida mientras nos tildan de crispadores. Veremos qué pasa.

El segundo detalle no hace más que entrever que, como indicó el Sr. Rajoy en su intervención, todavía existen los que quieren el fin de la violencia a través de la derrota de ETA (postura mantenida por el Partido Popular) o los que quieren ese mismo fin, pero sin una derrota definitiva de la banda armada (prácticamente el resto). ¡Ojo! La última vez que el Sr. Rodríguez pronunció palabras en el sentido en el que fueron pronunciadas ayer estuvo negociando por detrás. Esperemos que esta vez no sea así. De la economía hablaremos en breve.

Anuncios